El mal tiempo no solo llega para empañar tu coche cuando recién lo has lavado, sino también para recordarte estos siguientes consejos para conducir bajo la lluvia.

La seguridad en tu coche

El coche forma parte de tu vida. De hecho, si cuentas las horas de atascos, las excursiones familiares o la recogida del cole de los peques, podría decirse que a veces pasas más tiempo en él que en tu propia casa. Por ese motivo, apostar por la mejor seguridad en tu coche se convierte más en una obligación que en una simple sugerencia.

Respetar todas las normas de circulación o utilizar sistemas de seguridad pasiva tales como los sistemas de retención infantil (también conocidos como SRI) son solo algunas de las pautas que debes comprobar día a día. Sin embargo, tampoco debes pasar por alto un aspecto a veces infravalorado: la mejor seguridad si te dispones a conducir bajo la lluvia.

Precauciones al conducir con lluvia

A continuación, te contamos todos las precauciones al conducir con lluvia, incluyendo el hecho de conducir moto con lluvia, ya que te resultan totalmente compatibles:

Revisar las ruedas

La lluvia contribuye a la reducción de agarre de los neumáticos, ya que estos no siempre tienen la capacidad de evacuar la suficiente agua cuando sobrepasamos la misma. Un efecto también conocido como aquaplaning y que requiere de una comprobación exhausta de tus neumáticos.

coche bajo lluvia de noche

Velocidad y distancia adecuada

Conducir con lluvia supone contar con un mapa de visión más disperso, por lo que mantener la distancia apropiada con los otros vehículos y controlar la velocidad (especialmente en los grandes charcos) son consejos vitales a la hora de conducir bajo la lluvia.

Mantener los cristales limpios

Las gotas constantes cayendo en el cristal puede convertirse en un fenómeno algo incómodo y, especialmente, peligroso si no recurrimos a una correcta limpieza. Utiliza el parabrisas en todo momento y trata de mantener una visión nítida constante. ¡Ah! Y tampoco permitas que se empañen.

Buenos amortiguadores

Los amortiguadores conforman otro de los aspectos vitales a mantener en buen estado, especialmente cuando llueve. El motivo no es otro que unos amortiguadores poco estables que no podrán sujetar con la firmeza necesaria la carrocería a la hora de evitar movimientos verticales y laterales del coche.

carretera despues de llover

Nada de estrés

Si, de por sí, muchas personas se estresan fácilmente al volante, conducir bajo la lluvia puede acentuar aún más esta situación. Trata de tranquilizarte, medir velocidad y distancia, y aprovechar el tiempo de retención para realizar otra actividad y optimizar el tiempo. Ante todo, pensamiento positivo.

¿Y si tengo el examen de conducir con lluvia?

Si este es tu caso, procura aplicar algunos de los consejos anteriores, especialmente el control de velocidad y distancia con otros coches.

Estos consejos para conducir bajo la lluvia se convertirán en tus mejores aliados cuando se trata de “capear el temporal” de forma literal. Si además eres previsor mucho antes de que vuelvan las nubes, mucho mejor.

Deja un comentario