En verano normalmente cogemos más el coche que en otras épocas del año. Tanto si es para un viaje largo o para bajar a la zona de costa (en Granada: Playa Granada, Salobreña o Almuñécar por ejemplo), nuestras horas al volante suelen ser mayores estos meses.

Para una conducción sin incidentes, con el mayor confort y seguridad posibles te ofrecemos los mejores consejos para conducir en verano.

Puntos a revisar en tu vehículo

Es imprescindible para conducir de forma segura y tranquila que tengamos el vehículo completamente a punto. Hay muchos elementos del coche que requieren nuestra revisión o la de profesionales, pero sobre todo hay que prestar especial atención a los siguientes:

  • Aire acondicionado: Probablemente el elemento que más nos preocupe en verano. Revisa su funcionamiento y estado, para confirmar que vas a disfrutar de una temperatura óptima durante la conducción.
  • Líquidos del vehículo: Revisa el nivel de líquidos de frenos, de refrigerante y del limpiaparabrisas. Recuerda hacerlo con el motor del coche ya frío y en un lugar llano para una medición exacta.
  • Comprueba la iluminación: Aunque haya más horas de luz puede ser inevitable conducir de noche o en sitios más oscuros. Garantiza que la iluminación del vehículo es perfecta para evitar cualquier problema.
  • Limpiaparabrisas: Los limpiaparabrisas no sólo sirven para obtener visibilidad cuando llueve (algo poco probable en verano), sino también para retirar agua y suciedad del cristal frontal. Comprueba siempre que funcionan bien y cámbialos cuando notes que han perdido efectividad.
  • Presión de neumáticos: Como siempre medir la presión de los neumáticos es una acción imprescindible en la revisión del coche. Si cargas mucho el vehículo para un viaje eleva ligeramente la presión según indicaciones del fabricante.
  • Revisión general del coche: Motor, frenos, suspensión o batería son algunos de los muchos elementos que pueden vigilarse en una revisión rutinaria en verano. Te recomendamos dejar esta tarea a profesionales con experiencia y recursos para identificar cualquier posible problema a tiempo.

renault carretera montañaCosas que no debes hacer

Además de estas revisiones de tu vehículo, es importante mantener una conducción prudente y segura como en cualquier otra época del año. Sin embargo, conducir en verano incentiva más que nunca a realizar ciertas prácticas que deberíamos evitar todo lo posible. Estas son cosas que no debes hacer si conduces en verano:

Conducir durante las horas en que más calor hace

Las altas temperaturas pueden incidir tanto en el estado del conductor como en el propio vehículo.

Conducir con menos calor

A primeras horas de la mañana o ya por la tarde. Te ayudará tanto por la temperatura como también por sufrir menos molestias por recibir luz directa.

Mantén una temperatura óptima en el habitáculo

Usa el aire acondicionado, es la época más recomendable para ello. Mantén una temperatura suave (ni mucho frío ni demasiado calor) cuando tengas que conducir. Esto no sólo te dará un mayor confort a ti y al resto de pasajeros, sino que también ayudará a que mantengas la mayor concentración posible al volante.

Además, te recomendamos no conducir con las ventanillas bajadas. Si lo haces dejarás entrar el calor en el interior del coche y, por muy alto que pongas el aire acondicionado, nunca conseguirás la climatización adecuada. Por otro lado, conducir con las ventanillas bajadas, sobre todo con velocidades altas, implica consumir más gasolina que con el aire acondicionado puesto y las ventanillas subidas.

Usa calzado y ropa adecuada

Este consejo, muy lógico durante el resto del año, se desoye con frecuencia en verano. Conducir con chanclas o en bañador puede ser muy peligroso además de que es considerablemente más incómodo que con un calzado y ropa adecuados.

Planifica tu ruta de viaje

Antes de iniciar un viaje planifica tu ruta. Es cierto que ahora hay muchos sistemas de ayuda en la conducción con localización por GPS en tiempo real. Pero podrás evitar muchas dudas al volante si previamente tienes una idea general de por dónde conducir. Además, cuanto más conozcas el camino menos tiempo te costará llegar al destino y ahorrarás combustible.

Deja un comentario